8 datos curiosos que no conocías acerca de Nacional Monte de Piedad. (Parte 2)

25|AGO|2017 - Nacional Monte de Piedad

 

En nuestra entrega anterior les platicábamos de la importancia en la historia de nuestro país y del basto anecdotario con el que nuestra institución ha atesorado a lo largo de su existencia. Nacional Monte de Piedad, Monte de Piedad, el Monte o simplemente Monte, como lo identifica la mayor parte de la población mexicana, ha sido, es y será; una Institución en la que se preservan historias que hasta la fecha nos resultan dignas de una página en el reconocido libro “Record Guinness”.

Sin más, les dejamos la segunda y última parte de estas asombrosas e irrepetibles historias que no conocías acerca de Nacional Monte de Piedad.

“El Sillón de la antigua Sucursal 17”

La revolución mexicana trajo consigo recompensas, aprendizajes, riquezas, pobreza y cambios drásticos; y a finales de esta etapa histórica, la población buscaba apoyo y financiamiento para sobrellevar los recientes cambios a los que nos estábamos enfrentando y por ello, Nacional Monte de Piedad resultaba ser la Mejor Opción de ayuda para los mexicanos. Por estas fechas, en la antigua “sucursal 17” de la entonces calle de Santa Crucita, hoy avenida del Taller, ocurrió una de las historias más emblemáticas de nuestro acervo. Un señor fue a empeñar un sillón con ninguna característica en especial, salvo el peso desmedido de la prenda. El propietario original jamás se presentó a recuperar el artículo empeñado y dicha prenda se remató al mejor postor. Días después, el nuevo propietario regresó a Nacional Monte de Piedad eufórico e impaciente a preguntar por el gemelo del mueble que había adquirido anteriormente, al indicarle que no era posible porque era la única pieza, el hombre desmayó, debido a que el sillón “estaba lleno de centenarios en el fondo”.

“El rescate de los cuadros devaluados”

Cuando hablamos de obras de arte empeñadas en Nacional Monte de Piedad, en verdad nos referimos a piezas representativas del arte universal; como la herencia de un par de ancianas que recibieron de sus abuelos a finales del siglo XX. Este par de señoras de la tercera edad se presentaron en nuestra sucursal 5, ubicada en la colonia Escandón, para realizar el empeño de un par de cuadros que les había dejado como patrimonio uno de sus familiares, recibiendo por el par de prendas la cantidad de $25 pesos. Ellas, nunca reunieron esa cantidad y las obras fueron puestas en remate; sin embargo, las ofertas no paraban de crecer hasta que llegaron a alcanzar la ostentosa cantidad de $12,000 pesos. La razón de este frenesí adquisitivo respondía a que las piezas eran obras legítimas de Murillo. Por lo tanto, el par de ancianas recibieron las demasías por la diferencia entre el préstamo y el importe de la venta de los cuadros.

“Historia de un traje de novia contada por una boleta de empeño”

Como bien les mencionamos en nuestra primer entrega, en Nacional Monte de Piedad albergamos historias tan emotivas como un relato de amor o desamor, y la siguiente, es muestra clara de ello.

La anécdota cuenta que en una ocasión una mujer de posición económica bastante acomodada, mandó diseñar un vestido de novia a una casa de modas de gran lujo, esta prenda representaba para ella el símbolo de un sueño por cumplir y a pesar del empeño puesto por la novia para su gran día, el pretendiente de esta mujer la dejó plantada en el altar en la fecha más importante de su vida. Decepcionada de lo ocurrido, mandó llamar a su moza y le dijo: “mira, te lo regalo; a ver si tú tienes más suerte que yo”. Y fue de esta manera como aquella doncella decidió resguardar dicha prenda en su institución de confianza: Nacional Monte de Piedad, esperando por ese día en el que pudiera lucir su lujosa prenda en el altar.

“Una tiple en El Monte de Piedad”

Nuestros pasillos han resguardado diversas historias, no solo relatos de nuestros clientes, sino también del personal que colaboró con nosotros.

¿Han oído hablar de la afamada actriz Sofía Álvarez? Si no han escuchado nada de ella, los ponemos un poco en contexto. Fue una actriz y cantante de origen colombiano y nacionalizada mexicana, la cual, desarrolló su carrera en la llamada “Época de Oro del cine mexicano”, participando en diferentes producciones cinematográficas y teatrales con figuras de la talla de Mario Moreno (Cantinflas) y Pedro Infante. Su primer largometraje fue la polémica película llamada Santa (1930), en donde interpreta a una prostituta; esta película fue considerada la primera obra sonora del cine mexicano.

Esta célebre actriz llegó a prestar sus servicios como colaboradora en una de las sucursales de nuestro Nacional Monte de Piedad. Ella se encontraba en el departamento de Almoneda, donde se venden alhajas, muebles y artículos que se comercializaban de manera común en la época de 1931.

Sin más por el momento nos despedimos, esperamos que los hayan conquistado al igual que a nosotros: los 8 datos curiosos que no conocían acerca de Nacional Monte de Piedad.

Si conocen alguna otra historia curiosa que haya ocurrido en Nacional Monte de Piedad, no olviden compartirla en los comentarios al igual que la nota.

 

Twitter   Facebook

También te puede interesar:

Tus joyas pueden valer más.
Conoce los pasos para Reempeñar.