Ahorro: Ten un fondo de emergencia

08|AGO|2017 - Nacional Monte de Piedad

Dicen que en el mundo hay dos cosas seguras: la muerte y los impuestos. Pues bien, nosotros agregaríamos una tercera: las emergencias. Desde un hueso roto hasta un inesperado despido, siempre hay situaciones que aparecen en forma repentina y nos obligan a recurrir a dinero extra.

Por este motivo, el ahorro de dinero en un fondo de emergencia es muy importante para las buenas finanzas personales. Esencialmente, nos referimos a los montos que has reservado con el único propósito de seguir normalmente tu vida cotidiana mientras lidias con una emergencia económica.

 

¿Por qué es importante?

La vida lanza a su manera un montón de sorpresas financieras. Se trata de eventos insospechados que causan estrés y gastos económicos a las personas, como por ejemplo:

  • Pérdida de trabajo
  • Emergencia médica o dental
  • Reparaciones inesperadas en el hogar
  • Arreglos del coche
  • Gastos para viajes imprevistos

Si estás en medio de una urgencia económica, los ahorros de emergencia serán una red de seguridad que salvará tus finanzas hasta que vuelvas a la normalidad. Sin ningún tipo de ahorro, es altamente probable que te contactes con familiares o amigos para pedir un préstamo; o peor aún, quizás se te ocurra la idea de solicitar un crédito bancario que, con tasas de interés elevadas, te podría conducir a la deuda.

La construcción de este “colchón financiero” requiere de disciplina, tiempo y algunos sacrificios, pero con planificación es algo perfectamente alcanzable.

 

Consejos para crear un fondo de emergencia

1. Comienza con un objetivo bajo

Si fijas un objetivo muy alto, el camino puede ser desalentador y es probable que te rindas antes de llegar a la meta. En general, se tarda mucho tiempo en construir un ahorro considerable, por lo que es importante comenzar con un objetivo inicial bajo y construir desde ahí. Una vez que hayas alcanzado tu meta, puedes establecer otro objetivo y, con el tiempo, habrás construido un fondo de emergencia más cuantioso.

2. Abre una cuenta separada

Este paso es clave: inicia una cuenta de ahorros separada de tu cuenta de gastos diarios. Hacer esta separación es muy importante, ya que crea una pared psicológica entre el dinero que puedes tocar y el que no.

3. Analiza tu presupuesto mensual

Para que tu fondo de emergencia crezca en forma progresiva, debes buscar las formas de aumentar ingresos y reducir gastos. Esto lo puedes lograr analizando tu presupuesto, es decir, los ingresos y egresos mensuales. Si logras sistematizar los movimientos de dinero y entender cuáles son los gastos prescindibles, podrás aumentar tu flujo de caja y así ahorrar más dinero.

4. Usa el ahorro de emergencia solo para emergencias

Puede parecer una obviedad, pero no lo es. No te sientas tentado a comprar una laptop o boletos de avión para tus vacaciones. Se llama “fondo de emergencia”, por lo tanto, debes diferenciar cuáles son las verdaderas urgencias económicas para no sabotear tus planes financieros.

En el caso de Nacional Monte de Piedad, es fundamental que no veas las casas de empeño como la última salvación, sino como la primera opción para conseguir financiamiento con tasas competitivas. Ten siempre como prioridad los fondos de ahorro y así podrás estar más preparado ante eventuales emergencias.

 

Twitter   Facebook

También te puede interesar:

Tus joyas pueden valer más.
Conoce los pasos para Reempeñar.