¿Cómo preparar tu negocio para la cuesta de enero?

31|DIC|2019 - Nacional Monte de Piedad

Diciembre representa una de las épocas de mayor movilidad comercial en todo el año, esto se debe a las compras navideñas tradicionales y compras de oportunidad que muchas familias realizan, sin duda, una época de abundancia para muchos negocios, ya que incrementan sus ventas de manera importante.

Algo que hemos aprendido de la experiencia y que no debemos olvidar, es que después de este periodo de bonanza, existe un declive comercial al que la mayoría de los negocios tiene que enfrentarse: la famosa cuesta de enero, donde las ventas disminuyen y los gastos continúan.

¿Qué podemos hacer para que el negocio mantenga una buena situación financiera y pueda superar la cuesta de enero? A continuación, te presentamos algunas recomendaciones:

El flujo de efectivo: como la mayoría de las ventas se realizan en efectivo, durante la época navideña se tendrá un incremento en el flujo de efectivo. Procura llevar un registro ordenado de las entradas y salidas de dinero, para tener mayor control.

Finiquitar o liquidar deudas: si tus ingresos aumentan, aprovecha para liquidar o finiquitar a proveedores o a instituciones financieras (créditos personales o empresariales), así iniciarás el nuevo año nuevo con menos compromisos y deudas.

Ahorrar o reinvertir sus ganancias: aprovecha esta época de bonanza para ahorrar o reinvertir tus ganancias en aquellas necesidades que observas en tu negocio, por ejemplo: mercancía, equipo y mobiliario, mejoras en el local comercial.

Fondo preventivo: otro uso saludable que puede dar a los ingresos extra es hacer un fondo preventivo para poder solventar gastos futuros, ya sea imprevistos o gastos corrientes. Recuerda que al inicio de año existe normalmente un declive en ventas, pero los gastos fijos continúan. Contar con un ahorro o fondo preventivo te permitirá solventarlos.

Anticipa el pago de impuestos: como ya hemos mencionado, muchos negocios en diciembre incrementan sus ventas, pero no consideran el pago de impuestos.Si cobras IVA a tus clientes por las ventas que realizas, lo mejor será apartar ese IVA cobrado para no gastarlo, así tendrás un “guardadito” disponible cuando llegue el momento de presentar tu declaración y hacer el pago de impuestos.

Finalmente, recuerda que es importante identificar las temporadas de ventas altas del negocio y planificar con anticipación las oportunidades o necesidades que pueden ser cubiertas con ese ingreso adicional para que tu negocio prospere.

Esperamos que estas recomendaciones te sean de gran utilidad ¡Deseamos que tengas un exitoso inicio de año!

Twitter   Facebook